Un baño de asiento con sal de Epsom puede aliviar las hemorroides, lo que puede hacerse para las hemorroides.

Un baño de asiento con sal de Epsom puede aliviar las hemorroides, lo que puede hacerse para las hemorroides.

Renuncia: Los resultados no están garantizados *** y pueden variar de persona a persona ***.

Un baño de asiento con sal de Epsom es una manera segura y eficaz para tratar una serie de condiciones en lugares de difícil acceso.

También puede ayudar a aliviar las molestias del embarazo y el parto en la región anal. Este relajante y calmante tratamiento se puede hacer en la comodidad de su hogar por un precio muy pequeño.

¿Qué es un baño de asiento?

Baño de asiento para aliviar las hemorroides y Más

Se puede utilizar un baño de asiento para una serie de condiciones. Éstos son algunos de los mejores usos para un baño de asiento con sal de Epsom:

4. baño de asiento para la retención urinaria: Un baño de asiento de agua tibia también puede ayudar a relajar el esfínter y uretra para estimular el flujo de la orina más fácil. Hay condiciones que pueden conducir a problemas de expulsión de la orina (es decir, una infección del tracto urinario o un agrandamiento de la próstata). De hecho, retención urinaria es un problema común para los hombres que se han sometido a una resección transuretral de la próstata (RTUP). La resección transuretral es un tipo de cirugía de próstata que alivia los síntomas urinarios de una próstata agrandada.

Cómo tomar un baño de asiento

Con el fin de tratar el malestar en sus regiones inferiores, un baño de asiento podría ser sólo el tratamiento que usted está buscando. Sin embargo, usted quiere asegurarse de que lo haces bien. A continuación se paso a paso las instrucciones baño de asiento:

1. Llene la bañera con agua tibia. La temperatura del agua debe estar tibia, pero no lo suficientemente caliente cuando es incómodo.

2. Agregar dos tazas de sal de Epsom, si usted llena la bañera (alrededor de 12 pulgadas de agua). Como alternativa, puede llenar la bañera hasta la mitad (seis pulgadas de agua) y añadir una taza de sal de Epsom.

3. Haga buches con la sal de Epsom alrededor con la mano hasta que se disuelve completamente en el agua. Usted no quiere sentir ningún grado de aspereza de la sal en el fondo de la bañera. La sal no será eficaz si no se disuelve.

4. Obtener en la bañera, y asegurar que el área afectada se sumerge por completo. Esto significa que el agua de sal de Epsom es capaz de llegar a donde tiene que ir y proporcionar alivio.

5. Siéntese en la bañera con el área afectada completamente sumergida durante 15-20 minutos.

6. Antes de salir de la bañera, tomar un rápido enjuague en la ducha.

7. Use una toalla para palmadita seca. Recuerde que dejar que el aire de la zona afectada seca es la mejor opción a limitar la irritación en la zona. Si usted no tiene tiempo para secarse al aire, el uso de un secador de pelo a baja potencia es una manera eficaz para secar la zona.

8. Bañar cada pocas horas, tres a cuatro veces al día hasta que los síntomas comienzan a mejorar. Si aparece picor, inflamación o irritación, dejar de utilizar la sal de Epsom, ya que puede desencadenar una reacción alérgica.

Precauciones para el baño de asiento

En su mayor parte un baño de asiento es una forma segura, no invasiva de tratamiento y reacciones adversas son poco probables. Eso no significa, sin embargo, que no existen.

Una variedad de usos para los baños de asiento con sal de Epsom

Un baño de asiento con sal de Epsom es una gran manera de aliviar la irritación en los lugares de difícil acceso. Este tratamiento calmante ayuda a aliviar la inflamación e irritación, mientras que ayuda en el proceso de curación. Su naturaleza no invasiva significa que usted puede sentarse y relajarse sin tener que preocuparse por la ruptura o el empeoramiento de la condición. Es también una buena oportunidad para conseguir algo de paz relajante y tranquilo.

¿QUIEREN MÁS? Inscríbete últimas noticias de salud, consejos y eAlert la salud todos los días de los expertos que se puede confiar GRATIS!

Sobre el autor, Visite los artículos de Richard

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...